La ortodoncia es la vertiente de la odontología destinada al diagnóstico y corrección de las maloclusiones dentales y apiñamientos. Existen varios tipos de ortodoncia:

1.- Ortodoncia convencional: es la técnica donde se utilizan barckets metálicos y más tradicionales.

2.- Ortodoncia de autoligado o Damon: es un sistema donde no se usan las molestas ligaduras (alambres utilizados en la ortodoncia convencional) que producen llagas en los pacientes. El bracket lleva una compuerta que encierra al arco pudiendo prescindir de las ligaduras.

3.- Ortodoncia estética: en esta ortodoncia se utilizan brackets que pasan más desapercibidos al estar compuestos de porcelana en lugar de metal.

4.- Ortodoncia invisible o de incógnito: es la técnica más novedosa y pionera con magníficos resultados donde los brackets no se ven ya que van por la cara interior del diente. Son brackets a medida y no estandarizados como los de la ortodoncia convencional o estética. Por este motivo son los más cómodos de llevar. Para más información visita el apartado de ORTODONCIA INVISIBLE.

5.- Ortodoncia invisaling: es una técnica muy limitada utilizada para pequeñísimas correcciones. Normalmente se se le colocan a pacientes que ya han tenido un tratamiento de ortodoncia y con el tiempo han sufrido pequeños desplazamiento de los dientes. El tratamiento consiste en la utilización de diferentes férulas que van adaptando al diente a la posición deseada.