Ortodoncia lingual o invisible, es un tipo de ortodoncia totalmente invisible y sumamente estética por encontrarse la misma colocada en la cara interna de los dientes. Es la alternativa ideal para los pacientes adultos que no desean exhibir los aparatos durante el lapso de tiempo que dure el tratamiento y no ver afectada de ninguna manera su vida laboral o su vida de relación social.
Además de lo estético de no tener los brackets a la vista, esta técnica posee numerosas ventajas.

• Es totalmente invisible, al ir los brackets por la cara interna de los dientes, en contacto con la lengua.
• Es un tratamiento que se aplica en un 100% de casos. No tiene limitaciones por intolerancia o reacciones adversas.
• Se puede aplicar a gente de todas las edades.
• Promete mucha mayor comodidad que los brackets convencionales en un período de adaptación de no más de dos semanas.
• Es ideal para deportistas porque elimina por completo cualquier riesgo de lesión en los labios.
• Es la salvación para aquellos profesionales cuya tarea les exige un cuidado especial de la imagen (modelos, actores, presentadores, etc.)
• Son más higiénicos que los regulares en tanto que la lengua produce una autolimpieza constante.

Preguntas frecuentes:

¿Puede provocar molestias en la lengua?
Los brackets linguales poseen un diseño que hace que el contacto con la lengua sea suave y uniforme, con lo que se evita cualquier tipo de molestia.
¿Esta técnica resulta tan efectiva como la de los brackets convencionales?
Sí, el tiempo de tratamiento es el mismo que con la técnica convencional
¿Soy demasiado mayor para someterme al tratamiento?
No existe límite de edad para esta técnica, en nuestra clínica hemos tratado a pacientes mayores de 60 años.
¿Provoca dificultades al hablar?
Los primeros días, luego retorna su fonación a la normalidad
¿Dificulta la higiene bucal?
No, es el mismo cuidado que hay que tener con la aparatologia convencional, debemos evitar los chicles, caramelos masticables, alimentos crocantes.